5 claves para tener el mejor sitio web

Que estés leyendo este artículo demuestra que te interesan las cosas bien hechas. Efectivamente, para que sepas si algo es bueno primero debes conocer todos los detalles de ese producto o servicio que quieres adquirir, y luego compararlo con otros similares antes de tomar una decisión.

En este caso, no voy a decirte cómo crear una página web paso a paso ni a darte herramientas con las cuales puedas construirla tú mismo. La razón es muy sencilla: saber usar las herramientas no es lo más importante cuando se trata de tener el mejor sitio web para tu empresa.

¿Acaso el carpintero con la cortadora más rápida o un martillo automático puede hacer la mejor cama para ti? Quizás la construya más rápido o te cobre menos, pero no necesariamente fabricará la que necesitas.

¿Qué ganarás leyendo este artículo?

Primero, debes tener muy claro lo siguiente: El contexto tecnológico y empresarial actual es muy diferente al que había hace 10 o 15 años. Hoy en día hay una fuerte competencia en todos los rubros, debido al número de nuevas empresas que se crean y al acceso que ellas tienen al conocimiento y las nuevas tecnologías.

Tú como empresario necesitas con urgencia destacarte del resto, diferenciarte. Necesitas dirigir tu negocio de manera más profesional. En ese sentido, uno de tus objetivos principales debe ser tener una presencia efectiva en Internet, ya sea que estés pensando en un nuevo sitio web o ya tengas uno.

En este escenario el diseño de un sitio web se encara de manera distinta. Hay varios factores que considerar. Algunos de ellos incluso dependen mucho más de ti que de la empresa que vayas a contratar. No todo es sólo un tema técnico de construcción. 

Si sigues leyendo este artículo conocerás esos factores claves. Algunos pueden parecerte sobreentendidos, sin embargo, si los tienes muy presente antes de tomar una decisión, te garantizo que tendrás mejores resultados.

1. Busca una empresa idónea

¿Cómo puedes encontrar a la empresa más idónea para llevar a cabo tu proyecto? Aquí algunos conceptos que debes tener muy presente:

No es lo mismo caro que costoso

¿Alguna vez te pasó que uno de tus polos se encogió o despintó a la primera lavada mientras que otro siguió intacto por mucho más tiempo? Por lo general, elaborar un mejor producto implica mayor tiempo y costo de fabricación: hay que realizar más tareas y/o recurrir a profesionales más experimentados.

Si un producto es costoso tal vez no lo puedas comprar ahora, pero su precio corresponde a los beneficios que obtendrías al adquirirlo. En cambio, un producto es caro porque existen otros que hacen lo mismo, duran lo mismo y tienen un precio menor.

Si una empresa te cobra más, averigua en qué consistirá su trabajo. Quizás sea lo que tu empresa necesita y esté a tu alcance.

No contrates una empresa sólo porque te cobra menos

Recuerda que no todos los sitios web son iguales. Tal vez necesites uno para vender tus productos directamente; o uno donde se tenga acceso a la base de datos de tu empresa. Quizás uno integrado con las Redes Sociales para difundir información automáticamente en Facebook o Twitter, etc.

Por eso, antes que nada asegúrate de tener claro lo que necesitas. No contrates una empresa solo por el precio que te dan por teléfono. No les digas: “Sé que depende de lo que necesito pero…más o menos…¿cuánto cuesta una página web?”.

Mejor entrevístate con ellos para que conozcan tu negocio y te den las mejores alternativas. Así también obtendrás un precio más cercano a la realidad y de paso averiguas si son las personas adecuadas para llevar a cabo tu proyecto.

Saber de programación y diseño no basta para construir el mejor sitio web

Si pensabas contratar directamente a un programador o diseñador gráfico, respira un poco. Te explicaré por qué esa no sería la mejor decisión.

Lo más importante es saber qué construir y para qué; el cómo viene después. Hay que enfocarse en el diseño de la solución antes que en la construcción. ¿Cómo saber cuál es la mejor solución para tu negocio?

Al inicio, la empresa que contrates debe entender tu negocio: definir los objetivos del sitio web y las necesidades de tu audiencia. Eso es definir la estrategia correcta. Los lenguajes de programación o el photoshop no sirven para eso; lo que ayuda es hacer un buen análisis.

Luego, en la etapa de construcción hay que utilizar los conocimientos técnicos de programación y diseño gráfico enfocado en los objetivos. Por ejemplo, cuando te muestren un diseño gráfico llamativo hazte esta pregunta: ¿Ayuda a entender lo que quiero transmitir? ¿Induce al visitante a realizar lo que deseo?

Por eso, no contrates a alguien que solo sabe manejar herramientas sino que demuestre experiencia diseñando soluciones.

Debes ser coherente con tu empresa

Hoy en día las mejores empresas viven pensando en cómo satisfacer mejor a sus clientes. La calidad hace tiempo que dejó de ser un elemento diferenciador. La clave ahora es brindar Una Experiencia Satisfactoria.

Eso significa que en cada punto de contacto con tu cliente tienes la oportunidad de transmitir lo que es tu marca, ofreciendo el mejor servicio. Es decir, la interacción total con tu negocio debe ser buena: ofrecer un buen producto o servicio, su presentación, el sitio web, la atención al cliente, el soporte post venta, etcétera.

Aunque por el “boca a boca” sepamos lo bueno que es tu producto o servicio, las personas primero buscarán referencias en Internet. Si no encuentran tu página web o la que tienes luce desordenada, obsoleta y dificil de navegar, es muy probable que ya no se molesten en visitar tu local.

Si tu producto o servicio es bueno, tu sitio web debe serlo también. No busques la solución más barata. Al final puede salirte más caro. ¡Haz un esfuerzo, tu empresa lo merece!

2. Se buen cliente

Tú conoces mejor que nadie tu negocio y tienes la información y los elementos necesarios para armar una buena estrategia. Es evidente que tu compromiso y predisposición son determinantes. Si no tienes claro qué te convierte en un buen cliente para la empresa que contrates, aquí te dejamos algunas ideas.

Comprométete al máximo con tu proyecto

Para construir el mejor sitio web se necesita conocer tu negocio: tus productos o servicios, tu competencia, tus clientes, tu mercado objetivo. Saber del proceso de atención a tus clientes, de las estrategias de marketing que hayan ejecutado, de su visión de futuro, etcétera. Necesitarás algo de tiempo para juntar esta información; la que tengas.

Tienes que separar unas horas para entrevistas, contestar preguntas, revisar avances y dar observaciones oportunamente. Recuerda que, una vez que el proyecto está en marcha deben cumplirse las etapas en las fechas comprometidas. En otras palabras : necesitas planificar tu participación con anticipación.

Si hubiesen otras personas que van a tener voz y voto en el proyecto, debes comprometerlos desde el inicio. Que se preparen también, para evitar que sus opiniones u observaciones se conozcan a medio proyecto o cerca del final.

Clarifica tus objetivos

¿Qué me responderías si te preguntara por qué quieres un nuevo sitio web? ¿Porque necesitas uno?¿Porque ya es hora de hacerlo más moderno? ¿Porque quieres agregar una nueva sección?

Nunca debes responder a esta pregunta indicando características. Las caracteríricas no son objetivos. Los objetivos están asociados a beneficios, no a características. Incrementar tus ingresos podría ser un objetivo. Para lograrlo necesitarás más visitas a tu sitio web y así incrementar la probabilidad de vender más. Entonces puedes concluir: Necesitamos X número de visitas para la fecha Y.

Sea la empresa pequeña, mediana o grande, muchas de ellas nunca tienen claro los objetivos antes de iniciar el proyecto. Si es tu caso, la empresa que contrates debe ayudarte definirlos correctamente. Esto beneficiará a ambos: a la empresa le permitirá hacer su mejor trabajo y a ti tener el mejor sitio web.

Comprende lo que es un proyecto

Recuerda que  detrás del Producto “Sitio Web” hay un Proyecto. Un proyecto tiene un inicio y un fin planificado. Tiene recursos comprometidos por el tiempo que dura el proyecto. Tiene un cronograma de actividades, con fechas y plazos de entrega que hay que cumplir. Es importante tu colaboración para que esos plazos se cumplan.

Involucra a las personas correctas de tu empresa desde un inicio. Gestiona la información, responde las consultas y da tus obervaciones oportunamente. Evita que la fecha de fin del proyecto se desplace, perjudicando a ambos con costos no previstos. El mejor esquema de trabajo será siempre el que permita que todos puedan ganar.

3. Piensa en tu audiencia

Existen muchas empresas que están en Internet hace años. La mayoría de ellas fueron diseñadas según su propio criterio. Ellas decidían qué información mostrar y cómo debía lucir y funcionar la página. La premisa era existir en Internet; todo lo demás era accesorio.

En cambio ahora, el mejor sitio web se diseña en función a la audiencia de tu negocio. Ese simple cambio de enfoque implica considerar otros elementos en el diseño. Ten en cuenta que hay tantas empresas en Internet parecidas a la tuya que es crítico que te diferencies con un sitio web útil e intuitivo. Hoy sería un error dejar el diseño de tu sitio web en manos de una empresa que no tenga especialistas en diseño visual, por ejemplo.

Debes ser consciente que comprar un diseño más profesional no es un lujo, ni algo accesorio, sino una necesidad. El diseño implica diseño gráfico, de arquitectura, de interacción, de contenidos, etc. Tienes que pensar en cómo diseñar mejor en función de tu audiencia.

sitio-web-a-medida

4. Aprende nuevos conceptos

Los conceptos que te indicaré aquí no son nuevos. Lo nuevo es la importancia que ahora tienen en el diseño de un sitio web . La empresa que contrates debe ser capaz de integrar estos conceptos en función de tus necesidades.

Branding

El Branding te ayuda a crear el concepto que resume la esencia de tu negocio; esa que la diferencia del resto de opciones en el mercado. Sobre ese concepto se crean todos los elementos que formarán la identidad de tu marca. Esto es clave para crear relaciones de larga vida con tus clientes, porque los ayuda a comprender fácilmente los beneficios de tu producto o servicio.

Tu sitio web es uno de esos elementos, en algunos casos el más importante. Tanto el logo como los colores y mensajes de negocio que allí se mostrarán deben ser desarrollados por un profesional. Muchas empresas inician sus actividades sin tomar en cuenta este tema. Por eso, si necesitas un sitio web o rediseñar el que ya tienes, puede que sea necesario empezar por trabajar tu marca.

Audiencia

Tu audiencia son todas las personas que visitarán tu sitio web: las que son tus clientes y las que no. Las que te conocen y las que no. Las que ingresan por primera vez y las que retornan una y otra vez. Y dentro de estos grupos clasificar a los visitantes de acuerdo a unos intereses particulares.

Es necesario analizar cada uno de estos perfiles y determinar para quiénes vamos a diseñar, teniendo en mente siempre los objetivos del negocio.

Usabilidad

La usabilidad ayuda al visitante a encontrar lo que busca o realizar una acción específica de manera fácil e intuitiva. No deberíamos necesitar un manual de usuario para poder cumplir nuestro objetivo dentro de una página web. Recuerda que un sitio web es un Producto de Autoservicio.

Experiencia de usuario

La experiencia de usuario tiene que ver con la percepción total que tenemos de tu sitio web luego de visitarlo. ¿Encontré lo que buscaba en 3 pasos sencillos, pero la página tardó demasiado en cargar? ¿La página presenta un diseño gráfico llamativo pero no pude encontrar fácilmente lo que buscaba? ¿La información que encontré no estaba actualizada?

La Experiencia de Usuario no solo logra que tu sitio web sea intuitivo y fácil de usar sino también memorable: que muchos quieran compartirlo con otras personas. Es toda la solución integral: la estrategia, la usabilidad, el contenido, el diseño gráfico, la comunicación, la performance, la disposición de los elementos, la confiabilidad de la información, etcétera.

Conversión

La Conversión significa la acción específica que queremos que el visitante haga. Por ejemplo, que deje su dirección de e-mail para enviarle información de nuestros productos o informarle de uno nuevo. Que deje sus datos para contactarlo después. Que compre directamente un producto o comparta una página o artículo en las Redes Sociales, etcétera.

La acción específica va a depender de lo que necesite el negocio.  Lo que hay que hacer es enfocar la usabilidad y experiencia de usuario en lograr esa conversión.

Performance

Tu sitio web debe cargar rápido. Esto tiene que ver con un tema técnico de optimización de las imágenes y archivos que componen tu página. Si tienes una página lenta debes resolverlo con un especialista, porque en estos tiempos, el usuario no está acostumbrado a esperar, y entonces, se va con tu competencia.

Integración con las Redes Sociales

En el Perú los usuarios de Internet pasan buena parte de su tiempo en las Redes Sociales. Por eso, es un tema que no puede ser ignorado en el diseño de tu sitio web.

El porcentaje de visitantes a tu página que vienen desde las redes sociales y luego se convierten en clientes aún es bajo. Sin embargo, ellas te permiten publicitar tu marca a un bajo costo. Por eso, si el contenido que publicas en tu sitio web es de utilidad para tu audiencia, ellos querrán propagarla entre sus contactos.

Gestión de Contenido

Ahora ya sabes que la Experiencia de Usuario tiene que ver con la percepción global que el visitante se lleva de tu sitio web. Entonces, ¿te imaginas qué sucedería si tienes un diseño visual  atractivo pero muestras información desactualizada? Simplemente dejarán de visitar tu página.

Por eso la Gestión de Contenido de tu sitio web es clave. Debes asignar esta responsabilidad a alguien de tu empresa o encargarla a terceros. Pero la web tiene que ser una entidad viva, que se actualiza constantemente. Por otro lado, tu reputación en internet crecerá. Los buscadores, como Google, la valorarán más que otras páginas cuyo contenido se mantiene estático.

Analítica web

La analítica web permite recopilar toda la información que proporcionan los usuarios al interactuar con tu sitio web, para luego analizar esos datos y tomar acción para mejorar la experiencia de navegación y rendimiento de tu negocio.

Si analizas una página que no recibe visitas o recibe muy pocas, puedes decidir quitarla o corregir el error de diseño que posiblemente esté causando el desinterés. En cuanto a las páginas que reciben más visitas: ellas te darán pistas sobre el interés de los visitantes y la justificación para generar más contenido similar, o replicar su diseño en las páginas menos favorecidas.

Diseño gráfico

El Diseño Gráfico es la parte más visible de tu sitio web, sin embargo, muchas empresas no le dan la debida importancia. El Diseño Gráfico no tiene sentido si no seduce, si no ayuda a transmitir a los usuarios las ideas clave de tu negocio. Debido a su importancia debería ser encargado a especialistas.

El manejo del color, la textura, la tipografía (tipo de letra), las imágenes y los distintos patrones de diseño deben ayudar a lograr los objetivos de tu sitio web.

Por ejemplo, imagina que en tu página ofreces 3 productos, entre ellos una aplicación para smartphones. Este producto es el que más ingresos generará para tu negocio, por eso estás ofreciendo probarlo gratis por un mes. Las imágenes de los 3 productos pueden ser atractivas, pero si se ven iguales, si no existe un contraste que indique la importancia de este producto estrella, puede pasar desapercibido entre las demás.

Diseño web adaptable

Hoy en día las personas son cada vez más digitales. Ellas buscan información a cualquier hora, desde cualquier lugar y mediante una variedad de dispositivos. Han proliferado computadoras y celulares de distintos tamaños y resoluciones. Cada vez son más las personas que tienen un celular inteligente (Smartphone). Todo esto es parte de la realidad en que vivimos.

El Diseño Web Adaptable (Responsive Desing) busca que la facilidad de navegación y la usabilidad de tu sitio web se mantenga, independientemente del dispositivo desde el cual lo visiten.

SEO

SEO significa Search Engine Optimization, es decir, optimización para los motores de búsqueda. El motor de búsqueda más usado en Internet es Google.

Las técnicas SEO sirven para informar a Google de qué tema tratan tus páginas. De esa manera, cuando las personas busquen información respecto al tema de tu sitio web, tus páginas se mostrarán en los resultados de búsqueda. En lugar que ocupen en los resultados va a depender de la valoración que Google les de.

Google valora tu página web en función a la Relevancia y la Popularidad. La Relevancia se refiere a la calidad de contenido relacionado con un tema o Palabra Clave. La Popularidad se refiere a qué tan referenciado es tu página web desde otras páginas. Por eso es muy importante publicar contenido de calidad para tus usuarios, para que ellos visiten frecuentemente tu página y además quieran compartirla en la red.

Hay otros factores a los que Google les da importancia también: el diseño y usabilidad del sitio; el tiempo de carga; si tus contenidos son compartidos en las Redes Sociales; el comportamiento del tráfico de tu página web, etcétera.

Marketing digital

El objetivo del Marketing Digital es crear una presencia para tu marca en medios digitales como Internet.

Como las personas son cada vez más digitales, el canal digital puede ser el medio más ópmito para publicitar tu marca hoy en día. Además, puedes sacar ventaja de dos características que el marketing tradicional no tiene: es personalizado y masivo.

Personalizado porque obtienes retroalimentación de las respuestas a tus publicaciones. Los comentarios de primera mano de los usuarios te ayudan a realizar campañas mucho más dirigidas a tu público objetivo. Es masivo porque con muy poco dinero puedes llegar a mucha gente a través de los buscadores, las redes sociales o el marketing viral.

No olvides algo importante: todo lo que el Marketing Digital pueda hacer por tu negocio tendrá como centro de operaciones a tu sitio web. El Objetivo es generar mayor tráfico de calidad hacia tu sitio web, lo cual le dará una mayor popularidad y por lo tanto una mejor posición en los resultados de búsqueda en Google.

5. Diseño Web Integral para obtener el mejor sitio web

Aunque puedes deducirlo de todo lo escrito anteriormente, te he querido mencionar al Diseño Web Integral como una de las claves más importantes porque es el mensaje que queremos que te lleves luego de leer este artículo.

El Diseño Web Integral implica considerar nuevos conceptos (aquellos mencionados en la Clave 4) que antes no eran tan necesarios, pero que hoy son determinantes para poder construir un sitio web que te genere beneficios. ¿Eso es lo que finalmente todo empresario desea, cierto? Que su inversión rinda frutos; aunque en un inicio estos no sean necesariamente monetarios.

Recuerda que, muchos de los conceptos mencionados dentro del Diseño Web Integral serán identificables a primera vista, otros no. Pero lo bueno es que ahora ya sabes qué se necesita para tener El Mejor Sitio Web. Ahora sí estás capacitado para tomar la mejor decisión.

Conclusión

De las 5 Claves que te he dado, sólo las claves 4 y 5 recaerán en la empresa de desarrollo que contrates. Las otras 3 serán tu responsabilidad, porque son conceptos que tienes que interiorizar para poder conseguir al mejor socio; y para que tú seas el mejor socio también. El éxito de tu proyecto dependerá de ambos.

Por otro lado, un sitio web desarrollado con todas las premisas que hemos mencionado será una herramienta poderosa de marketing, no solo para tu audiencia sino también hacia dentro de tu empresa, porque comunicará claramente a toda la organización cuál es la propuesta de valor de tus productos o servicios. Todos podrán saber en qué cosas se enfoca el negocio.

Finalmente, ya sabes que no existirá el mejor sitio web para tu negocio sin un Diseño Web Integral. Y tampoco sin un enfuerzo tanto económico como de compromiso. Después de leer este artículo, el menor precio no debería ser más el único criterio para que tomes una decisión.

Una página web profesional a tu alcance

¿Crees que un sitio web profesional está reservado sólo para las empresas con grandes presupuestos? Déjanos asesorarte, sin ningún compromiso. para demostrarte que en Internet, ser competitivo está al alcance de cualquier empresa.

¡Quiero una reunión!

Ahora que ya conoces lo que implica tener el mejor sitio web para tu empresa, ¿no te gustaría que otras personas, emprendedoras como tú, conozcan también esta información?

Comparte con ellos a través de las redes sociales haciendo clic en los botones al final de este artículo, o haz clic en

Síguenos en Facebook y hazte fan haciendo clic en “Me Gusta”. Así te enterarás de más artículos de interés para tu negocio. También puedes seguirnos en Twitter.

About Author

2 Response Comments

  • Luis Diaz  22 abril, 2014 at 13:48

    Excelente artículo … muy recomendable

    Responder
    • Miguel Angel Chávez Caso  24 abril, 2014 at 10:38

      Gracias Luis. Qué bueno que te haya servido y quieras compartirlo. Seguiremos publicando más artículos de interés para nuestros lectores.

      Responder

Leave A Comment

Please enter your name. Please enter an valid email address. Please enter a message.